ecuador001

ECUADOR 2 abril, jornada histórica

Por: Ernesto Nieto

La jornada del 2 de abril sin duda ha sido histórica, se ha vencido a pesar de que en esta elección se unieron todos los poder fácticos (medios de comunicación nacionales e internacionales, cámaras de “grandes” empresarios, la banca nacional, ciertos gremios del corporativismo de antaño, todos los viejos partidos políticos con sus principales exponentes) y con ello, esta vez, se ha frenado la posibilidad de reinstaurar el neoliberalismo en Ecuador.

Existe un reconocimiento a lo que se hizo  como Gobierno y pesó más la gratitud popular que la manipulación mediática. Que sea una oportunidad para corregir errores, zanjar deudas pendientes y profundizar el proceso de transformación. Rafael Correa deja un legado que será valorado con el tiempo y, con sus defectos y virtudes, ha jugado un papel histórico en Ecuador, deja un país distinto, un país mucho mejor que el que teníamos hace 10 años, así muchos se empeñen en desconocerlo.

También es verdad que existe casi una mitad de ecuatorianos que piensan distinto y para quienes también se debe Gobernar, aquellos que se dejaron seducir por el discurso del “cambio” porque tenían inconformidades con la gestión del Gobierno (muchas de ellas entendibles); con ellos también se debe dialogar, sin claudicar en principios; generando un cambio para el pueblo con el pueblo, ese es el reto.

Habrá también quienes nunca estarán conformes, por la simple razón que representan a un modelo excluyente, el modelo del individualismo y el egoísmo, los representantes del 2%; con ellos también se tendrá que conversar, pero nunca ceder ante sus intereses que atentan contra el bien común.

Nuestro apoyo nunca será un cheque en blanco, seremos la voz crítica que denuncie desviaciones y la voz propositiva que apuntale el proyecto de transformación. Hoy la disputa continúa, con Lenin existe posibilidad de disputar un mejor futuro, así que debemos estar a la altura de esa disputa con el único objetivo de que los anhelos de una Patria que conjugue igualdad y libertad sobre la base de la justicia se sigan concretando en el Ecuador.

Que viva la unidad popular, que vivan las utopías que se articulan con la praxis política, que viva la tierra altiva del Ecuador que le dijo no a un Gobierno de las élites para darle paso a un mejor futuro.

El pueblo unido jamás será vencido…..!

Posted in Análisis.