¿Izquierda, derecha, o política de la “buena onda”?

Julio PEÑA Y LILLO E.

¿Qué significa ser de derecha hoy en América Latina entrado el siglo XXI?, fue una de las principales interrogantes planteadas en el Centro Internacional de Estudios Superiores de Comunicación para América Latina (CIESPAL), con motivo de la presentación de la Revista Nueva sociedad 254 , que trata sobre: “Los rostros de la derecha en América Latina”1.

Retomando al filósofo y politólogo italiano Norberto BOBBIO, podemos decir que derecha e izquierda son conceptos antagónicos, en donde el uno no puede existir sin el otro, debate que gira sobre todo, alrededor de la concepción del ideal de igualdad. Mientras la derecha concibe a la mayoría de las desigualdades como naturales y difíciles (o incluso inconvenientes) de erradicar, la izquierda plantea que la mayoría de las desigualdades son construidas socialmente, por lo que esta realidad debe ser transformada y modificada.

En lo que va de este siglo, hemos podido apreciar la activación de dos tipos de derecha, por un lado, la llamada “restauración conservadora” que vendría a ser el intento de los viejos actores y partidos políticos provenientes de las décadas perdidas (años 80-90), de recuperar el poder, para dar marcha atrás en prácticamente la mayor cantidad de logros alcanzados (recuperación del Estado, cultura tributaria, mayor redistribución e inclusión, etc.) por parte de los gobiernos progresistas en estos últimos diez años.

Y por otro lado, la llamada política de la “buena onda” o nueva derecha, que tras casi una década de retorno estatal y de políticas sociales construidas bajo la bandera del mandato popular, no manifiesta abiertamente signos de querer llevar a cabo una patada de tablero o un borrón y cuenta nueva, como si lo hace explícitamente la derecha de la restauración conservadora.

La derecha de la “buena onda” parte de una narrativa que integra (banalizando y naturalizando) algunos de los elementos propios de los procesos de transformación operados por la izquierda en el poder, y presenta una articulación regional estrechamente vinculada a los preceptos políticos del asesor DURAN BARBA, que ha trabajado con diversas figuras políticas del continente como: Mauricio MACRI, Felipe CALDERÓN y la brasileña Marina SILVA.

Para esta derecha de la “buena onda”, los jóvenes y la ciudadanía hoy en día ya no se reconocen en las instituciones arcaicas de la modernidad tales como: ciudadano activo, organización ideológica y partidista o incluso el mismo Estado-nación. Para esta nueva derecha de la sociedad de consumo, lo fundamental es poder ejercer los derechos e intereses individuales, consumir y expresar su identidad en el seno de una sociedad civil tajantemente escindida del Estado, aparato que es percibido como autoritario y reductor de libertades.

Lo fundamental para la política de la “buena onda”, es evitar cualquier tipo de confrontación política, más aún si tiene ribetes ideológicos, o si activa la conflictividad social. “El que lucha, pierde”. Frente al proyecto nacional-popular de nuestra región que interrumpe la “paz” con su esencia polarizadora, esta derecha nos propone una sociedad armónica de interrelaciones dóciles y pacificadas. Como en el mundo de los negocios, su idea es la de poner a punto un partido político competitivo, pragmático y no doctrinario, lo que VOMMARO (2014) denomina como post-ideológico, o con una flexibilidad ideológica capaz de atarse a la visión empresarial.

De esta forma lo público para la derecha de la “buena onda” pasa a ser una prolongación del mundo privado, formato político que tiene por objeto atraer a los grupos sociales desencantados y menos politizados, los cuales inclinan sus expectativas al apoyo de esta nueva derecha descafeinada y efectivista que en el fondo, detrás de su lógica empresarial, voluntarista, festiva y “sin conflicto”, busca arremeter contra los procesos nacional-populares actualmente en el poder, y arrebatarles la facultad como Estados sociales, de reparar los derechos confiscados por el mercado y la cultura neoliberal.

________________________________

1.- Nueva Sociedad 254 (2014): “Los rostros de la derecha en América Latina”. Ed. NUSO. Argentina.

2.- CIESPAL (2015): Video de la presentación de la revista Nueva Sociedad 254. “Los rostros de la derecha en América Latina”.